icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

12 cosas que NO debes comprar con tu tarjeta de crédito

12 cosas que NO debes comprar con tu tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito es un práctico instrumento financiero que te ofrece múltiples ventajas. Puede ser utilizada como medio de pago sin necesidad de manejar efectivo, realizar compras y trámites en línea, o domiciliar pagos recurrentes de modo que no olvides realizarlos, tienes oportunidad de recibir recompensas por su uso y  crear un buen historial crediticio que te abra las puertas a otros financiamientos.

Sin embargo, una tarjeta de crédito debe utilizarse de forma inteligente para que estas ventajas no se conviertan en una deuda impagable. 

Considera tu tarjeta como un medio de pago que se ajuste a tu presupuesto y no como una fuente de financiamiento cuando el dinero no te alcanza.

Existen pagos que no deberías realizar con tu tarjeta de crédito, a continuación, te decimos cuáles y por qué:

Vacaciones

Resulta tentador comprar un paquete de vacaciones en línea y preocuparse por pagar después. Sin embargo, queda una deuda por algo que quedó en el pasado. Esto convierte los pagos en algo pesado y nada gratificante. Además, si se viaja al extranjero y se utiliza la tarjeta, se podrían generar cargos adicionales por conversión de moneda.

Solicitar efectivo

Cuando se está corto de efectivo resulta muy sencillo ir a cualquier cajero automático para obtener algunos billetes a través de la tarjeta de crédito. Es muy conveniente en una emergencia, pero no es algo que deberías hacer cada vez que necesites dinero. Considera que estos movimientos aplican un porcentaje de hasta 10% de la cantidad solicitada y una tasa de interés de hasta 70%.

Impuestos

En realidad no estás pagando nada, sino sustituyendo una deuda con otra. Este movimiento no es recomendable, sobre todo si tienes una deuda previa en tu tarjeta, que te genera intereses y que solo la incrementarás.

Pagos de hipoteca

Si decides pagar con tarjeta de crédito, deberás pagarás también los intereses derivados de este instrumento de crédito si no consigues saldar tu deuda a tiempo además de las mensualidades de la hipoteca.

Cuentas de bares

Nunca pagues una noche de fiesta con tarjeta de crédito. Está de más decir que al final de la noche, el no tener un control al pagar en efectivo, aunado al calor de las copas, te podría llevar a gastar más de lo planeado.

Pago de otra tarjeta

Pagar una deuda de tarjeta de crédito utilizando otra tarjeta, podría provocar un efecto "bola de nieve" e incrementar el monto a pagar. Lo ideal desde un principio es contar con una sola tarjeta y no excederte en gastos.

Una boda

El día más especial en la vida de la mujer no debe ser motivo de angustia en un futuro, por lo que pagar con tu tarjeta de crédito no es buena idea. Y es que una boda no implica sólo la ceremonia, también incluye el vestido, la recepción, la comida, luces, música y hasta regalos, de manera que de un solo evento terminas teniendo muchas deudas e inevitablemente terminarás pagando muchos intereses.

Compras en línea en sitios no verificados

Comprar con tarjeta de crédito productos en línea no es una práctica poco común, en realidad es algo que todo el mundo hacer por la comodidad que implica no tener que desplazarse de un lado a otro y hacer largas filas. Sin embargo, no todos los sitios web que te ofrecen hacer compras a meses sin intereses son confiables. Al igual que otras páginas de internet, piden los datos de tu tarjeta para “realizar el pago”, pero en realidad lo que van a hacer será clonarla. Para poder identificar un sitio seguro de uno peligroso, verifica que la liga comience con “https”, si es así, entonces puedes comprar sin riesgos.

Boletos de lotería

Para empezar, ésta no es una inversión segura, no por comprar el boleto más caro significa que tienes más posibilidades de ganar el premio mayor, sin mencionar que lo común es comprar regularmente los cachitos en espera de una de las recompensas. Por este motivo, es una de las principales cosas que no debes comprar con tu tarjeta de crédito.

Café, cigarros o cualquier cosa de la tiendita

Esos pequeños gustitos que fácilmente puedes pagar con dinero en efectivo o tu tarjeta de débito, es mejor que los cubras de ese modo, pues aunque no representen un gasto considerable es precisamente eso lo que los hace peligrosos. Es decir, imagina que pagas un café rumbo a tu oficina todos los días que te cuesta $20 pesos, pasas de largo la fecha de corte pensando que los intereses no aumentarán mucho y te terminas llevando una gran sorpresa

Consultas médicas

Lo recomendable es que hables con tu médico para establecer un plan de pagos que te permita liquidar todo en un número de meses apropiado. Otra opción que tienes para pagar las consultas es recurrir a un seguro de gastos médicos, aunque si eres empleado, ese mismo seguro es una de tus prestaciones. 

Cualquier cosa que no puedas pagar a fin de mes

Podría sonar un poco contradictorio dado que entre las cosas que valen la pena comprar con una tarjeta de crédito se encuentran electrodomésticos o muebles, cuyo precio es bastante considerable. Sin embargo, la razón por la que sí deberías adquirirlos con tu tarjeta es porque los pagos funcionan a meses sin intereses, por lo que por 3, 6, 12 meses o el tiempo que hayas escogido sólo debes dar al banco una cantidad de dinero fija hasta liquidar. No es lo mismo que comprar algo caro o que en cuya forma de pago no entren los meses sin intereses y tengas que liquidarlo antes de la fecha de corte. Revisa muy bien los términos y condiciones de tus compras para que no generes intereses sin control.

Una tarjeta de crédito debe utilizarse con cautela. Basta con atrasarse uno o varios meses, una mala organización o realizar pagos como los mencionados anteriormente para transformar una deuda en un serio problema.

Nunca gastes más de lo que puedas pagar, si necesitas realizar un gasto importante busca otras opciones de crédito con tasas de interés más bajas. Paga puntualmente tu deuda de tarjeta de crédito y procura que sea el saldo total para no generar intereses o haz un esfuerzo para pagar más del pago mínimo.