icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

Como salir de las deudas en 6 pasos

Como salir de las deudas en 6 pasos

Vamos a contarte una historia que puede o no estar basada en hechos reales:

Es el tercer mes del año y Benjamín está en problemas. Aunque ya pasó la Cuesta de enero aún no ha terminado de pagar todo lo que debe de sus tarjetas de crédito y se le vienen otros gastos encima como la colegiatura de sus hijos y la renta de la casa. Lo último que necesita Benjamín en este momento es estar mal calificado en el Buró de crédito, algo que le impediría poder solicitar un préstamo en el futuro cuando lo vuelva a necesitar. 

Para salir de deudas, varios de sus amigos y compañeros de trabajo le han ofrecido pedir un préstamo por internet a través de páginas que no le piden su historial crediticio y cuyo proceso para solicitar un crédito es bastante sencillo y rápido. Benjamín le echó un vistazo a las recomendaciones, pero no le generaron confianza, así que descartó la idea. 

Con esa opción para pagar sus deudas completamente fuera de consideración, Benjamín se vuelve a hacer la misma pregunta del principio: “¿Cómo pago mis deudas si no tengo dinero?”.

Por suerte para nuestro buen amigo, en Financiera tenemos la perfecta solución a este problema. Y si tú también te has visto en algún momento en la misma situación que Benjamín, continúa leyendo para que aprendas cómo salir de las deudas en 6 pasos:

  1. Calcula cuánto debes

    Lo primero que debe hacer Benjamín es calcular exactamente cuánto dinero debe. Para ello, tiene que tomar en cuenta los pagos fijos de la casa como la despensa, la renta y las colegiaturas de sus hijos, los pendientes como el que tiene con la tarjeta de crédito y los variables como salidas al cine, ferias, consultas con el doctor, etc. Pongamos como ejemplo que, en total de todo, Benjamín debe $30,000 pesos.

  2. Haz un presupuesto mensual

    Ahora que Benjamín sabe exactamente cuánto dinero debe, puede hacer un presupuesto mensual para poder cubrir todo poco a poco.La prioridad para liquidar las deudas deben ser los pagos más próximos por llegar, por ejemplo la tarjeta de crédito. Hay que recordar que después de la fecha de corte, el dueño de la tarjeta tiene 20 días para pagar antes de que comiencen a cobrar intereses. En lugar de pagar hasta el día 19, es recomendable que primero se liquide la deuda de la tarjeta de crédito para que cuando llegue la fecha de término ya no se preocupe por ello y se concentre en las otras deudas. 

    A partir de aquí, Benjamín puede calcular los pagos mínimos que tiene que hacer cada mes para pagar cada cosa que debe. Es cierto que puede llevarle mucho tiempo deshacerse de la deuda, pero varios pagos pequeños no afectarán su economía tan gravemente como si hiciera pocos pagos de mucho dinero.

    Aún después de saldadas estas deudas, lo recomendable es que Benjamín y su familia siga teniendo un presupuesto mensual de gastos para saber exactamente cuánto dinero pueden gastar al mes para no recaer en la situación en la que se encuentran ahora.

  3. Reduce tus gastos 

    Lo más prudente que puede hacer Benjamín es reducir sus gastos innecesarios, sobre todo aquellos llamados "gastos hormiga" que a pesar de ser pequeños, al ser continuos representan una considerable filtración de dinero. Entre los que puede hacer es ya no comprar más "gustos", llevarse comida preparada desde su casa para no comer en la calle, adquirir productos como jabón, harina y detergente a granel y aprovechar ofertas de ropa o electrodomésticos. Obviamente, lo ideal sería que todo se pagará en efectivo para no seguir acumulando deudas en la tarjeta de crédito. 

  4. Lleva un registro de lo que has pagado y lo que aún debes

    Para saber exactamente cuánto dinero debe todavía Benjamín tiene que llevar un registro de cómo van sus pagos y deudas, ésto le ayudará a saber cuánto dinero debe destinar al pago de sus pendientes y de cuánto dispone para el resto. Como es un poco desorganizado, Benjamín hizo la siguiente tabla para mantener su cuentas en orden:

    Insumo

    Lo que debía

    Ya se pagó

    Aún falta

    Colegiaturas

    $10,000

    $4,000

    $6,000

    Renta del mes

    $9,500

    $9,500

    0

    Tanda

    $200 

    $100

    $100

    Despensa

    $2,000

    $1,100

    $900

     

  5. Ahorra una parte de tus ingresos 

    Benjamín no quiere volver a verse en una situación así, por lo que ha decidido que cada semana ahorrará una cantidad de dinero pequeña. Pueden ser $5, $10 o $20 pesos que pueden ser de mucha ayuda en el futuro para cubrir el gasto de cualquier imprevisto. Recientemente ha descubierto el reto de las 52 semanas para ahorrar y está considerando seriamente aplicarlo junto con su familia.

  6. Busca ganar dinero extra

    Salir de deudas será más fácil y rápido para Benjamín si tuviera ingresos extra, por ello ha comenzado a hacer gelatinas y otros postres sencillos que vende los fines de semana, sus hijos también le ayudan a venderlas en la escuela y su esposa está vendiendo cosméticos por catálogo. Además, ambos han entrado a una tanda de 10 números en la que cada quincena dan $200 pesos. El dinero que les den lo van a guardar para las colegiaturas o cualquier imprevisto. 

    Este dinero extra le ha sido de mucha ayuda a Benjamín y su familia, además de que tanto él como su esposa ya se han hecho de algunos clientes, por lo que van a seguir vendiendo aún cuando ya hayan salido de deudas.

  7. Recurso de emergencia: La consolidación de deudas

    Una última opción que Benjamín podría considerar en caso de que la situación superara su capacidad de pago sería solicitar asesoría legal para consolidar su deuda. En la Ciudad de México, el servicio financiero se trata de que un banco junta todas las deudas en una sola y te presta dinero para pagarlas, de tal manera que ya sólo queda un solo adeudo con el banco que puedes saldar con un pago mínimo establecido por la institución financiera. Otra opción es acudir a las reparadoras de crédito, que dependiendo de tus ingresos y egresos negocian con las instituciones acreedoras una modificación de tu pago mensual.

Después de seguir estos pasos, Benjamín pudo recuperarse económicamente en relativamente poco tiempo, aprendió a ser previsivo, a usar la tarjeta de crédito con prudencia y en su familia se estableció el hábito del ahorro, por lo que no volvieron a verse en la misma situación.

Aprende de Benjamín para que, si te encuentras en sus mismas circunstancias sepas cómo salir de problemas, y en caso de que no sea así, puedas tomar las precauciones necesarias. 





Infografía: 8 alternativas para salir de deudas

Si aprendes a nadar, no te ahogarás en deudas.
Blog Independencia