icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

Cuesta de enero: ¿qué es y cómo evitar que afecte tu bolsillo

Cuesta de enero: ¿qué es y cómo evitar que afecte tu bolsillo

¿Qué es la cuesta de enero? 

La Cuesta de enero es uno de lo eventos que más terror causa en los mexicanos, pues afecta directamente sus finanzas personales y en ocasiones es muy difícil salir de ella. Conocemos como Cuesta de enero a la repentina subida de precios, tarifas y tasas al inicio del año, más específicamente en el mes de enero. 

Por ese mismo motivo es que es especialmente temida, pues las personas acaban de utilizar su tarjeta de crédito para comprar los regalos de familiares y amigos para las fiestas navideñas y de fin de año, para pagarse unas vacaciones o los ingredientes y servicios de las cenas de Navidad y de Año Nuevo, dejándose llevar por el calor de las ofertas y promociones, olvidando por completo que dos meses después las tasas de interés van a subir, al mismo tiempo el que la gasolina, la luz y el transporte público.

 

Y aunque es algo momentáneo, lo ideal sería que nadie se viera afectado por la temida cuesta de enero. 

¿Cuándo empieza y cuándo termina la cuesta de enero? 

Tal y como tu nombre lo dice, este aumento en los precios e intereses comienza en enero y lo ideal es que termine a principios o finales de febrero, aunque se sabe que la cuesta del 2018 duró hasta marzo, afectando fuertemente a las personas y la de este año 2019 fue una de las más fuertes en los últimos 15 años. 

¿Cómo afrontar la cuesta de enero? 

Hay varias cosas que se pueden hacer para superar la cuesta de enero, pero también hay otras tantas que sirven para prevenir los altibajos de la misma. Si no pudiste escapara de la cuesta, te recomendamos lo siguiente:

  • Reduce tus gastos. Nada de gustitos, comidas en restaurantes, salidas al cine, etc. Habrá que aguantar un poco.
  • Ten tu celular en plan para no tengas que gastar tanto en créditos.
  • Revisa tus cosas y vende todo lo que ya no uses.
  • Usa el transporte público lo más que puedas, es más barato que ponerle gasolina al carro cada semana.

Por otro lado, si quieres ser previsivo para no verte afectado después, puedes seguir los siguientes consejos:

  • Elabora un presupuesto. De esta manera tendrás claras tus prioridades y lo que sobre será con lo que puedas consentirte.
  • Ten cuidado con las ofertas. No todo lo que brilla es oro, sólo compra lo que necesitas.
  • Guarda tu aguinaldo, te puede servir para después.
  • Aprovecha los bazares, las expos y mercados de artesanías para las compras de Navidad. En estos lugares encontrarás detalles muy bonitos y a un precio bastante más económico que en tiendas departamentales.
  • Ahorra todo lo que puedas, este hábito es básico para tener una buena educación financiera.
  • Evita contraer deudas, no pidas dinero prestado ni gastes más de lo necesario.
  • No saques las tarjetas de crédito, diciembre es uno de los meses más peligrosos para ellas y es mejor mantenerlas lejos del alcance.

Pero si a pesar de tus esfuerzos la Cuesta de enero te afecta demasiado y te ves en aprietos para solventar gastos importantes, siempre puedes pedir un préstamo a Apoyo Económico. El proceso de trámite es muy sencillo de realizar, la cantidad del préstamo se ajusta a su presupuesto pues nuestro simulador de crédito le ayuda a calcular la cantidad adecuada para cubrir sus necesidades. El dinero estará a su disposición en 48 horas y tiene la oportunidad de reducir intereses desde abonando desde $100 pesos a la capital o entrando al programa “Recomiendo un amigo”, además, en caso de querer pagar el crédito antes de la fecha límite no recibe penalizaciones. Son muchos los beneficios que se reciben además de combatir la Cuesta de enero.

salir de deudas

¿Es posible ahorrar durante la cuesta de enero?

¡Claro que sí! Pero si en diciembre nos consentimos con regalos caros y comida abundante, ha llegado la hora de medirnos. Aquí tienes algunos consejos que puedes seguir para ahorrar durante la cuesta, tal vez no sea un ahorro tan fuerte como cuando no está la cuesta, pero poco se puede ir aumentando.

Evita la rebajas

Ya te metiste en problemas por ellas y aunque parezcan tu salvación, pero si no sabes aprovecharlas realmente y terminas comprando nuevamente más de lo que necesitas, no solucionarás nada.

Procura pagar el monto indicado para no generar intereses

Apaga las luces, acumula y recicla el agua del baño, compra productos a granel como arroz, frijol y jabón, mide el tiempo que usas el internet, opta por el transporte público en lugar del automóvil, son acciones que pueden parecer pequeñas pero ayudan al final del mes te darás cuenta que el ahorro es bastante significativo. No te limites a hacer estos hábitos sólo durante la cuesta de enero, los beneficios son los mismos (o mayores) el resto del año. 

No vayas a la peluquería

En internet hay varios videos y tutoriales para cortar y cuidar del pelo sin la necesidad de pagarle a alguien más. Es uno de los gustitos que es mejor evitar.

No prestes dinero

Seguramente a tus familiares y amigos también les afectará la Cuesta de enero, resiste la tentación de ayudarlos si te piden dinero. Recuerda que si ellos están gastados, tú también. Mejor diles que Apoyo Económico tiene los recursos para ayudarlos.

Planifica tus gastos

Hacer un presupuesto mensual te ayudará a saber en qué puedes gastar y cuánto, considerando que buscas ahorrar una pequeña parte de ese mismo presupuesto. Además, te ayudará a determinar tus gastos variables y tus gastos fijos, o lo que es lo mismo, de los que puedes prescindir y los que sí son importantes.





Infografía: 8 alternativas para salir de deudas

Si aprendes a nadar, no te ahogarás en deudas.
Blog Independencia