icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

Las deudas que no sabías que te pueden mandar al Buró de Crédito

Las deudas que no sabías que te pueden mandar al Buró de Crédito

Aunque ya ha quedado claro que el Buró de Crédito no es una lista negra y aparecer en sus bases de datos no necesariamente tiene que significar algo malo, también es cierto de que si no tenemos cuidado con los pagos de nuestros préstamos y créditos podríamos terminar apareciendo en la sociedad de información crediticia como personas a las que sería mejor no otorgarles ningún beneficio.

Toda persona física que haya adquirido un crédito (ya sea un préstamo monetario o una tarjeta) aparecerá en el Buró de Crédito, pero será su responsabilidad mantener un Score crediticio alto y tener un comportamiento de pago adecuado para que siga siendo sujeto a crédito.

Hay muchas personas responsables que siempre tienen sus pagos a tiempo para mantener su reporte de crédito especial intacto (que es algo así como la tarjeta de presentación antes las empresas otorgantes de crédito.

Pero en ocasiones ha sucedido que el dueño de un crédito se encuentra con la desagradable sorpresa de que la calificación de su historial crediticio ha bajado. ¿Cómo pudo suceder si siempre tenía sus finanzas en orden y está en proceso de pagar el total o parte de una deuda? Bueno, cabe de la posibilidad de que por ahí esté rondando una deuda cuya tasa de interés vaya en aumento y habrá que identificar antes de que se convierta en un verdadero problema.

A continuación, te presentaremos las deudas que no sabías que te pueden mandar al Buró de Crédito con una mala calificación:

Deudas departamentales

Utilizar la tarjeta de crédito para pagar algo puede convertirse en una práctica no sana que afecta a muchos usuarios. Existen varios productos que ofrecen un plan de pagos a meses sin intereses que resultan muy atractivos para los clientes, quienes dejándose llevar por la confianza de que podrán hacer pagos mensuales mínimos compran sin control. Y puede que verdaderamente esas cuotas sean muy pequeñas, pero muchas a la vez terminan convirtiéndose en una gran deuda y si no cumples con una de ella se verá reflejado en la base de datos relacionales del Buró de crédito.

Deudas de compañías telefónicas

No cumplir con el pago de tu plan telefónico te puede traer problemas a la larga. Aunque las compañías telefónicas y las sociedades financiera de objeto múltiple parecieran no tener relación alguna, en realidad están más conectadas de lo que crees, pues una le manda a la otra conjuntos de datos sobre diferentes clientes exponiendo su situación, ya sea que tienen todos sus pagos en orden o llevan varios meses con adeudos, lo que puede complicar la adquisición de un nuevo equipo en el futuro.

Deudas de televisión de paga

Otro caso de empresas que aunque no se relacionen tan directamente con productos y servicios financieros resulta igual de importante. El cable o las suscripciones a plataformas televisivas no se dan en automático, aunque hayas pagado con tu tarjeta de crédito aún tienes la responsabilidad de liquidar el pago con el banco.

No liquidar todos los intereses

Si se te pasaron las fechas de pago de cualquier cosa, comienzan a cobrar intereses desde el primer día, así pagues todo lo que debías de corrido uno o dos días después, las amonestaciones siguen ahí y debes pagarlas igual para liquidar completamente tu deuda.

Si quieres limpiar tu historial crediticio y juntar todas estas pequeñas en una sola para no confundirte, siempre puedes acudir a la consolidación de deudas para llevar a cabo el procedimiento de manera sencilla y sin tantos problemas.



  • Etiquetas:


Infografía: 8 alternativas para salir de deudas

Si aprendes a nadar, no te ahogarás en deudas.
Blog Independencia