icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

Presupuesto familiar: ¿Cómo manejar las finanzas familiares?

Presupuesto familiar: ¿Cómo manejar las finanzas familiares?

Una de las mayores preocupaciones que surgen en el hogar tiene que ver con los gastos familiares que se generan mes con mes, especialmente cuando éstos son mayores e interfieren con la estabilidad y calidad de vida de cada integrante.

Si tienes complicaciones para cubrir con las necesidades de la familia, desconoces en qué cosas se gasta el dinero, no te alcanza para tener un ahorro y tienes tus finanzas muy limitadas, entonces es momento de que empieces a contemplar la realización de un presupuesto familiar y lo incluyas como un hábito financiero.

Un presupuesto familiar

Un presupuesto familiar es un documento de administración financiera que permite tener un control y registro de todos los ingresos y gastos que se generan día a día en el hogar de manera organizada. Por ejemplo, a través de éste puedes identificar los gastos generados en la renta mensual, la despensa semanal, las colegiaturas, el seguro del auto, ropa para los miembros de la familia, y cualquier otro tipo de salida de dinero.

¿Por qué es importante?

Prácticamente, la importancia de un presupuesto familiar reside en que puedes conocer con mayor claridad y a detalle cuánto dinero estás recibiendo en un determinado periodo de tiempo (ya sea semanal o mensual) y en dónde lo estás gastando. Al llevar un registro de todas las entradas y salidas de dinero, podrás tomar decisiones de compra más adecuadas a tu situación económica real.

Además, será más sencillo diferenciar entre los pagos obligatorios y necesarios con aquellos que podrían reducirse o, incluso, ser eliminados de los gastos mensuales. Solo de este modo podrás comenzar  con un ahorro familiar que te ayude a cumplir las metas futuras; como ahorrar para realizar un viaje al extranjero en familia, comprar un coche nuevo, sanar tu economía al liquidar tus deudas, así como estar preparado ante cualquier situación de imprevisto o emergencia que se te pueda presentar.

Con una administración apropiada de la economía familiar, se dará paso a una mayor estabilidad y tranquilidad en el hogar sin tener la preocupación de incidir en problemas financieros en un futuro, ya que al identificar  en qué tipo de productos o servicios gastas, comprobarás si puedes pagarlo o no y así evitar las deudas.

En sí, no hay mayor preocupación que estar frente a momentos en donde no disponemos del dinero para cubrir la totalidad de los gastos, lo que posiblemente ocasione otro tipo de conflictos familiares. Por ello, es importante contar con un presupuesto familiar.

¿Cómo hacer un presupuesto familiar?

Para realizar tu presupuesto familiar puedes hacerlo en formato tradicional (papel y pluma), o en formato digital (crear un archivo de Excel), según tu preferencia. Una vez teniendo esto a la mano, lo primero será dividir en dos categorías principales todos los ingresos y gastos mensuales de la familia, desde los necesarios y recurrentes hasta los ocasionales. Para entender mejor, se definen más a detalle estas dos categorías.

  1. Ingresos: Aquí entran todas las entradas económicas de las que dispone el núcleo familiar, por ejemplo, los pagos de nómina, comisiones, bonos, pagos por honorarios, ingresos por alquiler de inmuebles, subsidios, pensiones, depósitos bancarios, cuentas de inversión, premios o recompensas monetarias, incluso el dinero que se encuentra en cartera.
  2. Gastos: En este apartado se incluyen cada una de las salidas de dinero, las cuales se clasifican en gastos fijos, variables e imprevistos.
  • Fijos: Son los gastos necesarios que se producen con periodicidad (semanal, mensual, bimestral, semestral, anual) y no se pueden eliminar o reducir, ya que por lo general son pagos obligatorios que pueden ocasionarte problemas personales si no los pagas a tiempo, como el alquiler, hipoteca, luz, teléfono, agua, gas, seguros, colegiaturas, entre otros.
  • Variables: Son los gastos que se pueden reducir o, en determinado caso eliminar, como el transporte, ropa, salidas a restaurantes, diversión familiar, mensualidades de centros deportivos, clases  o gimnasios, y otros más.
  • Imprevistos: Son los gastos que aparecen de manera inesperada o de sorpresa, por ejemplo, la reparación del auto o del refrigerador.

No obstante, siempre deberás tener en cuenta colocar la información certera y precisa de tus finanzas, ya que es un fiel reflejo de tu economía. Así que no omitas o alteres cualquier dato.

Categorizar los ingresos y gastos

Después de dividir tu presupuesto en las dos categorías principales, entonces deberás empezar a clasificar los ingresos y gastos en forma de lista, sobre todo en el apartado de los gastos, en donde tendrás que anotar cada uno de los gastos que tuviste. Para guiarte mejor sobre qué categorías debes incluir en tu presupuesto, es necesario que hagas un recuento de los gastos que generaste el mes anterior.

Un ejemplo de presupuesto familiar quedaría de la siguiente manera.

Ingresos mensuales

Enero

(ingreso neto recibido en pesos)

Pago nómina mamá

Pago nómina papá

Bonos mamá

Comisiones papá

Cuenta de inversión

 

Gastos mensuales

Enero

(gastos generados en pesos)

Alquiler del departamento

Luz

Gas

Agua

Teléfono

Tarjeta de crédito

Seguro del auto

Colegiaturas

Despensa

Transporte (gasolina auto)

Ropa

Restaurantes

Cine

Otros (gastos hormiga)

Reparación de microondas

Ahorro

 

Las categorías dependerán de qué tan detallado deseas tu presupuesto, solo considera que entre más específico sea, mejores resultados obtendrás.

Métodos para control de gastos

Como se mencionó anteriormente, para realizar tu presupuesto familiar puedes hacerlo en alguna de las herramientas digitales  para tener un mayor control de tus finanzas mes con mes. Además, la ventaja de utilizar alguna de estas herramientas es que el programa incluye plantillas descargables ya configuradas para ajustar tu presupuesto dependiendo de tus necesidades

Descarga una opción de plantilla aquí

De igual forma, existen otras herramientas tecnológicas como las aplicaciones móviles que puedes encontrar y descargar en los sistemas operativos Android o iOS para que lleves un mejor control de tu presupuesto familiar y, sobre todo, al alcance de tu mano. Entre las mejores apps se distinguen las siguientes:

  • Presupuesto Familiar: Una app desarrollada por la CONDUSEF y disponible para Android y Apple.
  • Coinch: Gestiona tus ingresos y egresos para el ahorro. Disponible sólo en Android.

No obstante, si eres de los que prefiere llevar su presupuesto familiar en hoja y papel, adelante, el objetivo es que tengas las herramientas y conocimientos necesarios para la administración del dinero familiar.

¿Cómo implementar un presupuesto familiar?

Un presupuesto familiar requiere de compromiso y disciplina. Es algo que va a requerir un poco de tiempo y dedicación, sin embargo, esto será para beneficio de tu salud financiera familiar.

Ten en cuenta que un presupuesto familiar va a requerir de varios ajustes dependiendo de tu situación actual, por ejemplo, el aumento de salario, la generación de un nuevo pago de servicio, el aumento de las colegiaturas, entre otros factores más. Por ello, siempre mantenlo actualizado, solo así podrás saber realmente cuál es tu economía.

Un presupuesto familiar es la mejor herramienta que puedes integrar en la educación financiera del hogar, para que los pequeños también empiecen a generar hábitos en la administración de su dinero.