icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

¿Qué es el ahorro y cómo ahorrar dinero?

¿Qué es el ahorro y cómo ahorrar dinero?

Mantener finanzas saludables, tanto en los negocios como en la vida diaria y el hogar, es clave para conseguir un mejor nivel de vida, alcanzar esos sueños o metas que nos proponemos e incluso lograr la tan anhelada libertad financiera. Además, nos evita el estrés que supone no tener dinero de reserva para hacer frente a imprevistos o emergencias.

Se trata de un concepto conocido como “Salud Financiera” que al igual que la salud física, busca mantenerse sana para dar la mejor calidad de vida, a través de acciones específicas entre las que se incluyen cómo ahorrar dinero.

Al respecto, el ahorro es determinante. Si no logramos ahorrar una parte de nuestros ingresos, difícilmente conseguiremos tener finanzas saludables y la solvencia económica para materializar nuestros sueños. Por el contrario, siempre viviremos con un presupuesto ajustado e incluso endeudados.

Por eso decidimos enseñarte en qué consiste el ahorro y cómo ahorrar dinero de forma inteligente. Toma nota.

¿Qué es el ahorro y cómo ahorrar dinero?

En términos financieros, la acción de ahorrar hace referencia a guardar dinero para usarlo en el futuro. Es una reserva de efectivo en uno o varios lugares en específico con miras a cumplir con un objetivo.

También se puede considerar como ahorro, cuando reservamos parte del gasto ordinario para algún fin en específico o evitamos un gasto o consumo mayor dejando libre cierta cantidad de dinero para otras cosas.

En otros términos, el ahorro supone la cantidad que queda de la diferencia entre los ingresos disponibles y los gastos efectuados, siempre que se cumpla el guardar el dinero para usarlo más adelante. En esencia es dinero que podemos capitalizar después con un plan en específico. En líneas generales, se clasifica en dos grandes categorías:

Ahorro informal: Es el que realizamos en una alcancía, una cajita, “bajo el colchón” o en cualquier otro lugar en el que no intermedie una institución financiera. Incluso los fondos de ahorros con amigos o familiares encajan en esta categoría. Su principal limitante es que el dinero no ofrece rendimientos y la situación hace que sea más inseguro que en los bancos porque puede perderse o deteriorarse.

Ahorro formal: Hace referencia al dinero ahorrado en entidades financieras autorizadas a captar depósitos del público y sujetas a las regulaciones propias de cada nación y que cobran una cantidad por la administración de la cuenta. Su principal ventaja frente al modelo informal es que elimina los riesgos que éste presenta. Cuando depositamos efectivo al banco o institución financiera, esta institución se responsabiliza de custodiarlo preservando la posibilidad de disponer de él cuando sea necesario. Además, las cuentas de ahorros suelen generar intereses a favor (es decir, rendimientos).

¿Por qué es importante ahorrar?

Como lo señalamos líneas atrás, es la forma más segura de lograr metas, especialmente cuando nuestros ingresos no son muy altos y no podemos obtener fácilmente el dinero para comprar un bien valioso. Por ejemplo, si deseamos adquirir un bien inmueble, pero solo ganamos el salario mínimo, tendremos que ahorrar al menos lo de la cuota inicial, conocida como enganche.

Igual, debemos hacerlo para la adquisición de bienes, productos y servicios que sobrepasan nuestros ingresos.

El ahorro también es importante como herramienta para generar riqueza. Por ejemplo,si ahorramos durante un tiempo determinado una suma importante de dinero, quizá podemos reunir el capital necesario para invertir en negocios o activos que generen rendimientos o ingresos adicionales. En cambio, si por ejemplo ganamos 1,000 pesos y nos gastamos 1,200 lo único que acumularemos son deudas que terminarán sumergiéndonos es una desastrosa inestabilidad financiera.

La clave de la riqueza económica radica en gastar menos de lo que ganamos, ahorrar el excedente para invertirlo en el futuro.

Finalmente, cuando tenemos dinero guardado podemos hacer frente a imprevistos económicos, como la pérdida del empleo o las pérdidas producto de una mala negociación. Incluso, los fondos ahorrados nos pueden ayudar a atender emergencias domésticas, como el fallecimiento o la enfermedad de un familiar.

Estrategias para poder ahorrar dinero

La clave para del ahorro radica en los hábitos de consumo. El dinero está presente en todos los momentos de nuestra vida; desde el mismo instante en que salimos de la casa nos enfrentamos a diferentes decisiones de compra: ir al trabajo en taxi o en autobús, almorzar en un restaurante caro o en uno promedio, comprar ese auto de gama alta o mejor uno de gama media. Por lo que, en primer lugar, debemos aprender a regular nuestras emociones y a evitar las compras innecesarias.

Sin embargo, existen algunos métodos o estrategias que nos permiten ahorrar de forma eficaz. Veámoslos:

  • El método de la sinceridad: Básicamente, es un ejercicio de castigo y recompensa. Consiste en establecer un monto de ahorro fijo mensual. Si no cumplimos con la meta debemos castigarnos al siguiente mes cohibiéndonos de la compra de algo que nos gusta; si sí lo hacemos, entonces nos premiamos haciendo algo que nos gusta, como comer en un determinado restaurante (por supuesto, el premio debe ser de costo bajo, para no afectar las finanzas). De esta manera vamos condicionando nuestra mente para el ahorro.
  • Reto de las 52 semanas: Es sencillo. Solo necesitamos una alcancía, que llenaremos con un ahorro de incremento gradual ¿Qué quiere decir eso? Que empezaremos con un monto bajo que iremos aumentando de forma progresiva cada semana. Por ejemplo, en la primera semana depositamos 10 pesos, en la segunda 20, en la tercera 30, en la cuarta cuarenta, y así sucesivamente hasta llegar a 52, última semana en la que deberíamos ahorrar 520 pesos para completar un ahorro total de 13,780 pesos. Por supuesto, podemos extender el plan a más semanas e incrementar la cantidad de dinero ahorrada, dependiendo de nuestros objetivos. Ahorrando así adquirimos disciplina.
  • La alcancía del dinero no gastado: La idea es depositar las monedas que nos sobran al finalizar el día, independientemente de su denominación. Es una excelente estrategia de ahorro porque, usualmente, no valoramos las monedas y las gastamos en fruslerías como dulces, cigarros, etc.
  • Fondo de ahorro: En los fondos de ahorro se establece una cuota mínima de ahorro mensual. Quienes no cumplen con el pago a tiempo pagan una multa. El dinero recogido es invertido en instrumentos seguros y, a fin de año, se reparte junto con las utilidades obtenidas entre los miembros del grupo. Algunas entidades financieras ofrecen este producto, o podemos armarlo con familiares y amigos. En cualquier caso, al ser una obligación, prácticamente empezamos a asumirlo como un gasto y nos obligamos a ahorrar.
  • Ahorro automático: Con previa autorización, algunas entidades financieras descuentan del salario o los ingresos de las personas un monto de dinero y lo deposita en una cuenta de ahorro diferente. Esta estrategia de ahorro es excelente porque el hecho de no tener el dinero disponible en la cuenta nos evita la tentación y posibilidad de gastarlo.
Ya sabemos cómo ahorrar dinero y entendemos su importancia. Cualquier método es bueno y los ahorros siempre aportan beneficios. Debemos implementar aquellos que más se adapten a nuestras características y finanzas, por supuesto sin comprometer los gastos fijos mensuales.