icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

¿Qué es una SOFOM?

¿Qué es una SOFOM?

Las SOFOMES (Sociedades Financieras de Objeto Múltiple) son sociedades anónimas registradas de manera vigente ante la CONDUSEF y que tienen permitido el otorgamiento de crédito y arrendamiento financiero o factoraje. En pocas palabras, se trata de entidades financieras a las que puedes acudir como una alternativa para obtener un financiamiento o crédito.

Suena a una excelente idea ¿verdad? Y realmente, muchas personas que piden un crédito con una SOFOM han logrado salir de aprietos. Sin embargo, al igual que si pidieran un préstamo con una Institución Financiera habitual y profesional, se debe ser muy cuidadoso al elegir a cuál se va a acudir, qué requisitos pide y analizar si es verdaderamente necesario.

A continuación, te explicaremos todo lo que tienes que saber acerca de las SOFOMES 

Diferencia entre una SOFOM regulada y una no regulada.

Las SOFOMES se dividen en Reguladas y no Reguladas. Es importante que conozcas en qué consiste cada una y qué ofrece cada SOFOM para elegir aquella que verdaderamente te convenga.

Las entidades Reguladas son aquellas sociedades financieras que tiene un vínculo patrimonial otras sociedades financieras populares, comunitarias o cooperativas de ahorro y préstamo. También entran en la categoría las SOFOMES que emiten valores de deuda para fondear sus operaciones y las que voluntariamente quieran convertirse en alguna de las sociedades anteriores y obtengan su permiso con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple Regulada ofrece lo siguiente:

  • Tarjeta de crédito
  • Crédito de auto
  • Créditos de cuenta corriente
  • Créditos hipotecarios
  • Crédito personal
  • Crédito simple
  • Créditos Refaccionarios
  • Arrendamiento Financiero
  • Arrendamiento Puro
  • Descuento
  • Factoraje Financiero

Por otro lado, una SOFOM no regulada no tiene vínculos con otras sociedades financieras y siempre deben señalarlo en su denominación social. No tiene inscritos documentos de deuda en el Registro Nacional de Valores y está obligada por ley a proporcionar toda la información que le solicite la Secretaría de Haciendo y Crédito Público, el Banco de México, la CONDUSEF y la Comisión Nacional de Bancaria y Valores, pues de no hacerlo en los plazos establecidos serán dancionada.

Con esta entidad no regulada puedes adquirir:

  • Tarjetas de crédito
  • Créditos automotrices
  • Crédito hipotecario
  • Créditos personales
  • Crédito simple
  • Crédito de cuenta corriente
  • Créditos refaccionarios
  • Arrendamiento financiero y puro
  • Factoraje financiero
  • Fideicomisos
  • Terminal de punto de venta
  • Banca electrónica

Beneficios de una SOFOM

Muchas personas acuden a estas instituciones de crédito alternativas por las ventajas que ofrece y que no son necesariamente cosas como trámites rápidos o tasas de interés casi inexistentes. Algunos de los beneficios que brindan las SOFOMES son:

  • Los solicitantes pueden escoger el plazo que quieran para cubrir el gasto del crédito otorgado.
  • El crédito puede usarse para invertir en un negocio, comprar algo, construir una casa o pagar otra deuda.
  • Los requisitos son más flexibles y es más probable obtener un préstamo.
  • Los intereses generados en transacciones de la cartera crediticia comercial no incluyen IVA.
  • Las pérdidas por irrecuperabilidad de crédito son deducibles.
  • Las SOFOMEs pueden ceder los derechos de créditos con garantía hipotecaria a otro intermediario sin necesidad de notificar al deudor, escritura pública, o  inscripción ante el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.
  • Los contratos en que se haga constar créditos, arrendamiento financiero y factoraje financiero, que otorguen las SOFOMES No Reguladas que vayan acompañados de los estados de cuenta certificados por el contador de la entidad, tendrán el carácter de título ejecutivo y podrá ser cobrado por la vía ejecutiva mercantil.

Por supuesto, estos beneficios sólo aplican si la SOFOM a la que has acudido es una legítima, por lo que debes identificar muy bien los fraudes de las Sociedades que verdaderamente te van a ayudar.

¿Cuándo es recomendable acudir a una SOFOM por un préstamo?

Como se mencionó en los beneficios de las SOFOMES, puedes obtener un crédito de esta institución financiera como último recurso para pagar una deuda, completar el pago o hipoteca de una casa, invertirlo en tu negocio o en uno que quieras fundar, etc.

Lo recomendable es que siempre mantengas tus finanzas en orden, de tal modo que las deudas no se acumulen, pues una vez hayas aprovechado el crédito para pagar tus pendientes, tendrás la responsabilidad de saldar el préstamos antes de que los intereses aumenten.

No deseches la idea, en realidad, las SOFOMES son excelentes alternativas cuando existen complicaciones para pedir créditos al banco, pero procura que sean sólo para completar pagos pendientes.

¿Qué requisitos se necesitan para obtener un crédito en una SOFOM?

Como toda institución otorgadora de crédito, las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple tiene sus propios requisitos para otorgar un crédito. Éstos varían dependiendo del producto financiero solicitado.

Para solicitar un crédito hipotecario en una SOFOM necesitas:

  • Tener entre 18 y 69 años para ejercer tu crédito.
  • Comprobar antecedentes positivos de Buró de crédito o buen comportamiento de pago.
  • Contar con una relación laboral actual.
  • Comprobar ingresos (sin importar el monto).
  • Avalúo del inmueble.
  • Identificación oficial del solicitante (INE, pasaporte vigente, cartilla militar, cédula profesional).
  • CURP.
  • Acta de nacimiento.
  • Comprobante de domicilio de máximo 3 meses de expedición.
  • Comprobante de ingresos (talón de pago, estado de cuenta, etcétera).
  • Comprobante laboral (constancia de servicios).
  • Solicitud de crédito con todos los datos y firmada.

Para un crédito de liquidez:

  • Copia del título de propiedad, que debe estar inscrito en el Registro Público de Propiedad (RPP).
  • Copia de boleta predial (el último pago realizado).
  • Comprobantes de domicilio agua, luz, gas, para verificar que ninguno presente adeudo.
  • Plano catastral.

En el caso de ser una persona moral:

  • Identificación oficial vigente de la persona que la represente.
  • Cedula de identificación fiscal de la empresa.
  • Comprobante de domicilio de la empresa
  • Reporte del buro de crédito y principales accionistas.

Para personas físicas:

  • Identificación oficial vigente.
  • Cédula de identificación fiscal
  • Comprobante de domicilio.
  • Comprobante de ingresos.
  • Reporte del buró de crédito.
  • CURP

Cómo identificar un fraude de una SOFOM confiable.

Desde la creaciones de estas sociedades (principalmente las no reguladas) se ha dicho mucho acerca de ellas. Que si captan recursos del público ahorrador o que envían y consultan los historiales crediticios de sus clientes en diferentes Sociedades de Información Crediticia. Éstos son mitos que se generaron por no saber cómo funciona una SOFOM.

Y ese es el principal riesgo para una persona que tiene pensado solicitar un crédito en alguna. En la actualidad, existen empresas fraudulentas que se aprovechan de las necesidades de las personas para estafarlas, por lo que, más importante que elegir una SOFOM regulada o no regulado, hay saber identificar a posibles estafadores.

Puedes darte cuenta de que podrías ser víctima de fraude si la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple que escogiste:

  • Ofrece créditos muy atractivos y de fácil aprobación.
  • Tiene tasas de interés altas que debes cubrir a corto plazo.
  • No está registrada ante la CONDUSEF y no está sujeta a la supervisión o vigilancia de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.
  • Solicita dinero por adelantado con la excusa de abrir una cuenta o para gastos administrativos.
  • La comunicación con el cliente se da a través de redes sociales y no con canales formales.
  • Supuestos “promotores de la empresa” se presentan en los domicilios de los clientes.
  • Ofrece créditos demasiado convenientes sin revisar tu historial crediticio en el Buró de Crédito.

Otro riesgo al buscar una SOFOM confiable es que hay algunas empresas fraudulentas que suplantan la identidad de instituciones financieras legítimas y con un registro vigente en la CONDUSEF

No debes desanimarte, la misma situación de fraudes e impostores se presenta con cualquier institución otorgadora de crédito, puedes solicitar tu financiamiento sin problema identificando aquellas SOFOMES fidedignas. Como consejo, te invitamos a visitar el Registro de de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) que cuenta con un listado en el que se encuentra toda la información de instituciones financieras reales, autorizadas y reguladas para llevar a cabo sus actividades auxiliares de crédito. En la misma lista está todo acerca de su domicilio, contacto, razón social, fecha de inicio de operaciones y hasta los nombres de los funcionarios.

Por otro lado, puedes revisar el Buró de entidades financieras para conocer los productos y servicios que ofrecen cada una, las tasas de interés, comisiones y sanciones.

Ahora que sabes cómo funcionan, ¿te animas acudir a una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple SOFOM?