icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

Tandas de dinero: ¿Cómo funcionan?

Tandas de dinero: ¿Cómo funcionan?

¿Quieres organizar una tanda, estás a punto de entrar a una o conoces a alguien que está por pedir su número? Pues primero tienes que saber que las tandas son una de las formas más comunes que existen para ahorrar o invertir tu dinero en plazos cortos de tiempo.

¿Qué es una tanda?

Una tanda es el método de ahorro más tradicional que existe en México. Consiste en un grupo de personas que toman turnos para recibir beneficios monetarios o materiales que se van acumulando cada semana, cada dos o cada mes y el organizador establece el tiempo que dura la tanda dependiendo de lo que se entregue. La peculiaridad de las tandas es que así como todos los participantes reciben, también aportan. Según el tiempo estipulado, deben entregarle al organizador una suma de dinero preestablecida. 

Hay 3 distintos tipos de tandas

  1. Las tandas de dinero: Consisten en reunir a un grupo de personas dispuestas a dar una cuota económica, ya sea semanal, quincenal o mensualmente, recolectar esa cantidad y dársela a cada participante de forma ordenada, según el número asignado.
  2. Las tandas de productos: Son una manera de vender sin tener que invertir, pues en ésta, los clientes pueden comprar a plazos y el vendedor sólo tiene que recolectar el dinero e ir comprando la mercancía dependiendo del turno que les toque.
  3. Cajas de Ahorro: son integradas por un grupo de personas o entidades financieras. En éstas tú decides la cantidad de dinero que deseas aportar (en cualquier momento puedes dar más o menos) y el período o plazos de tiempo que deseas hacerlo. En algunas empresas o empleos,  también existe un esquema de remuneración similar, llamado Fondo de Ahorro, éste es una prestación integrada por los ahorros que voluntariamente realizan los trabajadores más un porcentaje adicional (que la empresa aporta y determina) del total del ahorro generado por el trabajador.  
Ten en cuenta que las Caja de Ahorro, también conocidas como Sociedad Cooperativa de Ahorro y Préstamo, pueden ser informales, como las tandas, o formales, en cuyo caso estarán autorizadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

¿Cómo puedo hacer una tanda en mi trabajo?

Tandas de dinero: ¿Cómo funcionan?

Supongamos que organizas una tanda de dinero junto con otras 23 personas y establecen un monto de 200 pesos semanales por un período de seis meses; a cada participante le toca un número del 1 al 23, el cual está relacionado al número de la semana en que recibirá su dinero.

Al ser la persona organizadora, puedes elegir el primer número lo que significa que en la semana inicial recibes $4,600 pesos (la cantidad total aportada por todos los participantes de la tanda), después la persona con el número dos recibirá la misma cantidad y así sucesivamente. De esta forma, todos los participantes reciben en una sola exhibición el dinero que aportaron para la tanda.

Para establecer el monto de la tanda, es importante saber por qué la estás organizando. Si se trata de juntar el dinero inmediato para resolver una urgencia la cifra puede ir desde los $500 hasta los $1000 pesos, pero si se trata de un dinero extra para comenzar a tener el hábito de ahorrar, lo mejor es hacer una tanda de dinero de entre $100 y $200 pesos por cabeza.

8 beneficios de participar en tandas de dinero 

  1. Te enseña a ahorrar: Las tandas de dinero representan una oportunidad para que comiences a crear el hábito del ahorro.Cuando seas un experto, querrás realizar inversiones en bancos u otras instituciones financieras.
  2. Ahorro colectivo: Al ser la tanda una actividad que se hace en un grupo en el que probablemente participe algún familiar, amigo o pareja, representa una motivación personal para ahorrar y fortalecer sus lazos.
  3. Resuelve urgencias: Las tandas  son entrada de dinero inmediata para el pago de prioridades. Es importante que sepas que también existen otras alternativas para esto como lo son los préstamos personales.
  4. Dinero de rescate: Es un ahorro de seguridad para situaciones no previstas como enfermedades, accidentes o alguna emergencia que pudiera generarte un requerimiento de dinero no contemplado.
  5. Sirve para el momento: Este ahorro te puede servir para alcanzar metas pensadas a corto plazo como el pago de colegiaturas, pagar el enganche de un auto, salir de vacaciones o adquirir un celular nuevo.
  6. Nada de burocracia: Para participar en tandas de dinero no se requiere conocer tu situación económica, ni tu estatus en el buró de crédito y tampoco realizar largos trámites como en cualquier institución bancaria.
  7. No hay cobros adicionales: En las tandas de dinero, no existen ni las tasas de interés ni las comisiones.
  8. Entre más gente, más dinero: Mientras más gente participe en la tanda, la suma de dinero será mayor.

8 desventajas de participar en tandas de dinero

Tandas de dinero: ¿Cómo funcionan?

  1. Podría ser inútil cuando toca tu número: Al sólo retener y no invertir, es muy probable que tu dinero se devalúe, pues durante el tiempo en que estés es la tanda, los precios de los productos y servicios podrían incrementar.
  2. No hay quien te ampare: En caso de cualquier fraude dentro de la tanda, las autoridades están impedidas de realizar cualquier acción legal, lo que puede representar la pérdida total de la inversión o ahorro que realizaste.
  3. Hay quienes se echan para atrás: Al no existir ningún tipo de contrato legal, puede ser que el día en el que te toca la tanda, alguno de los integrantes del grupo no haya pagado a tiempo o ya no quiera pagar.
  4. No es un beneficio duradero: Este tipo de sistemas se caracteriza por brindar un bienestar relámpago, es decir, que sólo es temporal y no a un largo plazo como por ejemplo con sistemas de ahorro para la vejez.
  5. El dinero se va rápido: Con la tanda de dinero no obtienes rendimiento alguno del mismo ya que es solamente un ahorro que pones en otras manos o una inversión que tendrás que ir pagando en plazos muy cortos.
  6. En las finanzas no hay ni amigos ni familia: Si tú incumples con los pagos de la tanda, comenzarán a reclamarte tus amigos e integrantes de por cualquier parte, ya sea en la calle, llamándote a tu celular o dejándote un mensaje.
  7. Favoritismo: Los números no te van a favorecer si no eres muy amigo de quien está organizando la tanda, por lo que te mandan hasta el final de los participantes y tardarás en ver resultados.
  8. Entre más gente, más pagas: El efecto de hacer una tanda de dinero con muchas personas puede llegar a ser contraproducente, porque al mismo tiempo que recibes una cantidad de dinero considerable, tienes que seguir pagando por mucho más tiempo, aunque sólo necesitarás participar para una emergencia.

¿Con quién hacer y con quién no hacer una tanda?

La respuesta puede parecer obvia, pero han habido casos en las que las tandas se hacen con completos desconocidos y las cosas salen tanto bien como mal. Como lo habíamos mencionado, uno de los riesgos que se corren al organizar una tanda es que alguno de los participantes pueda echarse para atrás o se niegue a seguir pagando después de recibir su dinero aunque no sea el último número. 

En realidad, no hay una regla escrita sobre con quién puedes organizar una tanda de dinero y con quién no, la respuesta más obvia podría ser que la organices con tus amigos, tus familiares, tus compañeros de trabajo, básicamente con cualquier persona que sea de tu confianza y que evites por completo darles números a personas que no conoces.

Pero nada está escrito y no son pocos los problemas que tienen quienes organizan las tandas con sus amigos y familiares porque alguno (o varios) se niegan a pagar, abusando de la relación y la confianza que tienen con los organizadores y por otro lado, están los casos en que personas desconocidas para los organizadores son siempre puntuales con su pago de la tanda.

El mejor consejo que podemos darte es que organices tu tanda con gente que es realmente cumplida en cuanto a pagos, ya sea que los conozcas o no. De preferencia, asegúrate de que tengan una entrada de dinero constante, para que no surja la excusa de que “no tienen dinero” y no pueden pagar su número. Fíjate en las personas, si tu mejor amigo es súper responsable con el dinero, dale un número, si tu hermano no encuentra trabajo, mejor no lo incluyas, si la compañera de trabajo que no conoces mucho siempre paga puntual la colegiatura de sus hijos, que no te dé pena invitarla a participar a en la tanda y, por favor, mantén alejada a la prima que le debe a todo mundo.

¿Por qué las tandas son tan populares en México?

Fuera del hecho de porque es uno de los métodos de ahorro más sencillos y antiguos de nuestro país que ha sido heredado de generación en generación a las comadres, de acuerdo a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el 32.4% de los mexicanos utilizan las tandas como forma de ahorro porque no saben que en los bancos hay cuentas de ahorro especiales que nos les cobran comisiones y los que saben que existen no creen tener el capital para abrir esa cuenta o simplemente no confían en los bancos.

Como ya lo habíamos mencionado antes, las tandas son dinero fácil y rápido que te sacan de emergencias o que se puede ahorrar para después y aunque una institución bancaria es más segura, a la gente no le gustan los procesos que puede llevar abrir una cuenta en el banco, sin mencionar que las tandas se han convertido en prácticamente una de las tantas costumbres que caracterizan a México y son el objeto de chistes y memes que todo el mundo comprende porque cualquier mexicano sabe lo que es una tanda. 

Aunque no por eso está de más siempre investigar bien formas de ahorro más seguras y resguardadas por instituciones financieras porque, queramos o no, las tandas tienen muchos puntos débiles.

¿Cuándo es el mejor momento para usar una tanda?

Debido al riesgo que se corre de que nuestro dinero se devalúe durante lo que dura la tanda, no es recomendable meterse a una buscando usar ese dinero en algo específico, es mejor si lo guardamos para alguna de las siguientes situaciones:

Inscripciones

Las inscripciones suelen ser el gasto más fuerte que tienen los padres al principio de cada año o semestre (dependiendo del nivel educativo en el que estén sus hijos) sobre todo porque son muy pocas las becas que abarcan también la inscripción. Meterte a una tanda que dure entre seis meses y un año te puede ayudar a juntar o a completar el dinero de la siguiente inscripción de la escuela.

Cuentas de hospitales

Un brazo roto, un descalabro, un esguince o una apendicitis son situaciones que quedan fuera de nuestro control, los accidentes existen y no siempre se pueden evitar. Guardar el dinero de la tanda es una gran idea para situaciones como ésta en las que se necesita atención inmediata y no quieres quedarte con la deuda del hospital mucho tiempo. 

Desempleo

Si por algún motivo llegaras a quedarte sin empleo y eres el sustento económico de la familia, utilizar el dinero ahorrado de la tanda resulta muy conveniente para comprar la despensa, pagar alguna colegiatura, la renta u otros gastos que vayan surgiendo en lo que consigues empleo. Sin embargo, aunque las tandas son una solución de emergencia, es más recomendable contar con un seguro de desempleo que cubre mucho más que la tanda.

Reparaciones

A veces la luz falla, la tubería se rompe, las puertas se zafan o tus hijos rompen una ventana. Son gastos que por supuesto no  contemplas en tu presupuesto mensual y que aunque puedes postergarlos, siempre es mejor tener la casa funcionando al 100. En este tipo de casos, las tandas salen a tu rescate.

Si te ha gustado la idea de las tandas y te has animado a entrarle u organizar una, ¡Ya estás listo para sacarles todo el provecho posible!