icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners

Cenas de fin de año: una oportunidad de negocio

Cenas de fin de año: una oportunidad de negocio

El Año Nuevo tiene un aire místico que nos hace querer acercarnos a nuestros familiares, sentarnos en la mesa y esperar pacientemente al año que viene. El motivo más común por el que nos sentimos así es porque la comida se ve deliciosa y no podemos esperar a clavarle el diente. 

Ofrecer una cena deliciosa para celebrar el Año Nuevo es una tradición que lleva mucho tiempo existiendo. Es muy querida por las personas pues se trata de la única ocasión (junto con la Navidad) en la que se pueden degustar platillos como el pavo relleno, lomo adobado, ponche y la ensalada de manzana. 

Pero este 31 de diciembre, las cenas de fin de año pueden adquirir un significado completamente distinto. Si entre los deseos que pediste con tus 12 uvas para recibir el 2019 estaba tener dinero y/o trabajo, aún no es tarde para que se cumpla y tú puedes hacerlo posible. Si tienes habilidades para la cocina y mucho tiempo libre, puedes hacer un negocio preparando las cenas de nochevieja de tus amigos y familiares.

¿Por qué es una buena idea? 

Porque todo lo que se prepara es delicioso, pero hacerlo lleva mucho tiempo y esfuerzo, luego se hace tanta comida que estamos dos semanas comiendo pozole, bacalao, romeritos y pavo o peor, desperdiciando comida porque a algunos miembros de la familia no les gustan los platillos que se prepararon. 

Actualmente, por cuestiones de tiempo y para evitarse los conflictos anteriores, las personas están optando por buscar servicios de preparación de cenas de acuerdo a sus necesidades. Hay familias tan grandes que para celebrar Año Nuevo deben reunirse en un salón de eventos o en un jardín y entre todos cooperan para que les preparen una cena buffet, tener barra libre y música en vivo.

frases de año nuevo

Además, muchas personas que decidieron contratar estos servicios en la Ciudad de México han reconocido que al final les sale más barato pagarle a alguien porque les haga la cena de Navidad y Año Nuevo que prepararlas ellos mismos, pues lo que se gastan en ingredientes, gas, luz y transporte resulta ser más que lo le pagan a un chef o cocinero.

Cómo llevarlo a cabo 

Si has decidido aprovechar este negocio, ¡Felicidades!, es una idea que puedes manejar el resto del año para todo tipo de eventos. Por ahora, habrá que poner algunas cosas en orden.

Primero, tienes que hacer el proceso administrativo de tu negocio, cuyos pasos de planificación, organización, dirección y control te servirán como guía para llevar tu nuevo negocio, sin importar si quieres conservarlo como algo local o planeas expandirlo largo plazo.

Segundo, debes establecer muy bien tus precios. Tus clientes te pagarán por los ingredientes que utilices, los elementos que requieras y el tiempo que les inviertas a cada uno. Tu mejor opción para delimitar bien tus precios y que de verdad sea un negocio rentable es utilizar la fórmula del punto de equilibrio que te ayuda a delimitar los precios y las cantidades de productos vendidos necesarios para recuperar tu inversión inicial.

Finalmente, si apenas vas a iniciar con este negocio es obvio que no tendrás una gran estrategia de marketing para darte a conocer, con suerte todos tus amigos y familiares tienen redes sociales y puedes aprovecharlas para promocionar tus delicias. Mándales mensajes, cotiza los pedidos dependiendo de los platillos que escojan y la cantidad de invitados que van a tener, tómale foto al proceso de producción y al producto final y mantén activas las redes que uses, siempre actualizando con cosas nuevas que vas agregando al menú. Poco a poco irán llegando más clientes y si les gustó lo que preparaste el año pasado, ten por seguro que se volverán tus cliente frecuentes.

Recetas para fin de año

Año Nuevo tiene un menú muy especial. Cada platillo tiene un origen antiguo que significaba algo, como la abundancia, el amor y la prosperidad. Aunque esos simbolismos ya no están muy presentes, no cabe duda que seguimos disfrutando igual de sus deliciosos sabores, por eso, te traemos una lista de recetas de Nochevieja que son todo un éxito en las mesas de las personas que reciben el año que viene.

Platillos que no pueden faltar en fin de año

Esta comida se suele acompañar con vino espumoso y una gran actitud en lo que los invitados esperan a que se den las 12 campanadas:

Pavo al horno

Ya sea con relleno integrado o a parte, un jugoso pavo al horno es el plato fuerte por excelencia de las cenas de fin de año. No hay nada más rico que partirlo y servirte una buena porción mientras truenan los fuegos artificiales.

Bacalao

Este platillo es muy querido y temido a la vez. Su preparación es muy delicada, pues se sala con facilidad, pero para eso estás tú, para prepararlo para otros y que te paguen por ahorrarles el trabajo.

Romeritos

Muchos los comemos, pocos sabemos qué son. Se trata de un platillo a base de hojas de romeritos, un quelite que crece en la milpa y que suele prepararse con mole, papas, camarones, almendra, ajonjolí y nopales.

Ensalada de manzana

Un toque dulce y frío que es un alivio para los paladares después de sabores fuertes y picantes. Tal y como su nombre lo dice, se prepara básicamente con manzanas, leche condensada, nueces y piña en almíbar, aunque algunas recetas le agregan uvas, cerezas y pasas. 

Postres típicos 

En ninguna cena, de ningún tipo, puede faltar en postre y Año Nuevo tiene varios sumamente deliciosos:

Buñuelos

Esta masa frita y delgada que se rompe con facilidad y sólo podemos conseguir en estas fechas está dentro de los favoritos de chicos y grandes. Se pueden espolvorear con azúcar o bañarlos con miel de piloncillo.

Flan

Si quieres preparar un postre sencillo y delicioso al que se le pueda agregar más sabor con dulce de leche, rompope o licor de café, el flan es tu mejor opción. Se puede hacer mezclando todos los ingredientes en la licuadora y hornearlo a baño María. Lo más complicado es hacer el caramelo y si eres cuidadoso no es tan difícil. 

Hojarascas

Estas galletas se hacen con canela, manteca vegetal, leche evaporada, azúcar, harina y vainilla, además de espolvorearse con azúcar y canela. Van perfectas con un café caliente y los ingredientes son muy fáciles de conseguir.

Recetas sencillas

cenas de fin de año

Si te salieron encargos de último minuto pero no quieres perder a tus clientes, puedes ofrecerles estos platillos igualmente deliciosos, pero con una receta fácil de hacer:

Tamales 

Todos los mexicanos conocemos los tamales, los hay de cualquier tipo y son una comida para toda la familia que sabe rico tanto en la cena como en el recalentado.

Papas al horno

La papa es un tubérculo delicioso que nos saca de apuros continuamente. Es muy sencillo, simplemente cueces unas papas en agua con sal hasta que estén suaves, les haces unas hendiduras lateralmente, las barnizas con mantequilla y pimienta, las rellenas de queso y jamón y las horneas hasta que el queso se haya gratinado. Te sorprenderás de lo rico que puede ser algo tan sencillo.

Cordero al horno

Sólo necesitas el corte de cordero que más te guste, que puede ser la falda, las costillas, el pecho, la pierna, etc y sazonarlo a tu gusto, lo horneas a fuego bajo para que absorba los sabores y ya está.

Salmón al horno con especias

Al igual que la receta anterior, es muy sencillo de preparar, pues sólo debes agregar las especias al salmón antes de hornearlo. Lo importante es que no pierda jugosidad.

Comidas para lucirse 

propósitos de año nuevo

Si te gustan los retos y quieres cotizar platillos más elaborados, que por consiguiente significan más ganancias, puedes poner a prueba tus habilidad con cualquiera de los siguientes ejemplos:

Solomillo Wellington

Se trata de un solomillo (así se llama a la pieza de carne que se obtiene de la parte lumbar del ganado entre las costillas inferiores y la columna vertebral) sazonado con una crema de champiñones especial y envuelto elegantemente con pasta hojaldre. Puede ser un poco complicado de hacer, pues regularmente el relleno se sale del hojaldre o se rompe. Es cuestión de ensayo y error, pero cuando te salga perfecto será un platillo que podrás cotizar a un alto precio.

Champiñones Portobello rellenos

Preparar el relleno es sencillo, el reto de la receta es evitar que los champiñones pierdan jugosidad, para eso es necesario utilizar una buena pasta de vinagre balsámico y cuidar mucho el tiempo de horneado. En cuanto el queso se haya derretido sólo debes gratinar unos pocos minutos y servirlos mientras están calientes. Si debes transportarlos, colócalos en una bandeja grande, báñalos con el jugo que soltaron y cúbrelos con papel aluminio.

Pollo al estragón

Lo especial de esta receta es la salsa de vino blanco, chalotes, estragón, mantequilla, crema y ralladura de limón con la que se hornea el pollo. Si no se tiene cuidado, la textura puede cambiar y dejar de servir.

Tilapia con salsa merlot

Este pescado se sirve sobre una capa de puré muy suave y terso que se consigue pelado y cociendo las papas en leche, caldo, sal, nuez moscada y pimienta que posteriormente se muele con mantequilla hasta quedar sin grumos. La tilapia no tiene más no tiene más complicación que sazonarla y freírla con aceite oliva. El toque final es una salsa que se hace con fécula de maíz, Merlot, mantequilla, sal, pimienta blanca y merquén. De por sí los ingredientes pueden ser complicados de encontrar y costar un poco más que los demás, sin mencionar que es muy fácil que la salsa se arruine si no la bates bien. Será mejor que cotices muy bien todo el esfuerzo e inversión que pondrás de tu parte si decides incluir este platillo en tu menú.

Aprovecha esta oportunidad de negocio en casa para hacer feliz no sólo a tu familia, sino a muchas otras que no tienen ganas o tiempo de cocinar la cena de Año Nuevo.